BIOGRAFÍA

"Slam" es la onomatopeya utilizada para expresar el golpe que provoca una puerta al cerrarse. Pero Slam es también el nombre de uno de los proyectos más interesantes, excitantes y longevos de la escena dance británica. Fue a comienzos de los años 90, en la ciudad escocesa de Glasgow, cuando Orde Meikle y Stuart McMillan, dos muchachos que frecuentaban los clubs de la escena dance local, decidieron crear un proyecto electrónico al que llamarían Slam.

Tras recorrer como disc-jockeys clubs de Glasgow ahora míticos como Arches o Sub Sub, Slam publicó en 1992 su primer maxi, "Eterna", una joya de orfebrería electrónica que sigue estando todavía hoy en día en las maletas de los más prestigiosos dj's internacionales. Al mismo tiempo, Meikle y McMillan crearían el sello Soma, una de las referencias imprescindibles para entender el techno de los años 90. Soma es el vehículo a través del que Slam publica sus discos y los de sus proyectos paralelos, pero también es el sello que ha lanzado a Daft Punk, Scott Grooves, Rejuvination, Percy X, Funk D'Void, Maas, Ralph Lawson, Otaku y otros heraldos de la mejor música electrónica de esta década.

Tras la edición de "Eterna", llegaría después la de otros maxis trascendentales como "Snapshots" o sobre todo "Dark Forces", el tema que inauguró la era del sonido denominado tech-house europeo, cuando todavía el techno y el house eran dos terrenos muy diferenciados y prácticamente no existían vías de encuentro entre estos dos géneros. Vías que se abrieron cuando Slam publicó su emblemático primer (y único hasta la fecha) álbum, "Head States", en 1996. En los temas de ese disco confluían la corriente experimental del techno y los ritmos más hedonistas del house, combinados con maestría y buen gusto.

A partir de entonces, se les abrieron todas las puertas de los principales festivales, raves y clubs de Europa (España incluída) y comenzaron a lloverles ofertas para remezclar a artistas como A Man Called Adam, Joey Negro, Kym Sims o Sunscreem, entre otros muchos. Además de su actividad al frente del sello Soma y de su producción como Slam, Orde Meikle y Stuart McMillan también publican discos con los nombres de Counter Plan o Pressure Funk, proyecto en el que destaca su álbum "Twisted Funk", una joya de tech-funk trepidante y ritmos disco absolutamente marcianos. Por otro lado, Stuart McMillan se decidió a lanzar su primer álbum como Universal Principles, proyecto que comparte con Glen Gibbons (de Rejuvination). El disco se titula "Inspiration & light", un título muy adecuado (inspiración y luz), ya que se trata de su trabajo más luminoso, exquisito y elegante, que contiene magníficos temas house especiado con ritmos afrolatinos y aromas de jazz. Con su aportación a la colección de mixes del Fabric -ellos firmaron el número 9- Slam se convierten con todas las de la ley en toda una institución de la dance music británica y el gran bastión de la escena escocesa. Tanto es así que después de muchos años al pie del cañón siguen estando en todos los grandes recopilatorios promocionales del sello como Soma Dubs Vol. 3 o Soma Classics Volume 3.

REDES SOCIALES








Comentarios


BUSCA OTRO ARTISTA

Por nombre

Por País