BIOGRAFÍA

Uno de los grandes nombre de la música electrónica alemana y uno de los cerebros de la conexión Klang Elektronik-Playhouse-Ongaku. Artísticamente destaca su papel como media naranja de Jörn Elling-Wuttke en Alter Ego, precisamente uno de los proyectos de electro-techno-trance alemán que más y mejor han calado en el Reino Unido -mercado siempre difícil para todo lo foráneo y especialmente lo que huela a "german style"-. Roman Flügel es además uno de los asesores técnicos del kaiser Sven Väth para el que ha grabado dos álbumes, Contact y Fire. La relación con la estrella alemana se inició cuando Flüegel y Jörn Elling ficharon por Harthouse y Eye Q y revolucionaron el nuevo techno alemán con nuevos subidones con los que contentar a las masas. Ese que es heredero plenipotenciario de la fiebre raver de principios de los noventa que además es culpable de las incipientes y juveniles querencias industriales de estos dos grandes de la escena teutona. Su tema fetiche: Betty Ford. Y si no que le pregunten a Sven Väth cuántas veces lo habrá pinchado en los últimos tiempos. Aunque claro, ni punto de comparación con el pelotazo Rocker del que en 2005 todavía llegaban ecos después de permanecer más de un año como rompepistas. Mantuvo viva la llama del hype desmedido unos meses más tarde con otro trallazo estilo Rocker titulado esta vez Geht's Noch? (Cocoon) que después fue remezclado hasta la saciedad por gente como Domink Eulberg. En 2006 completa un álbum con su alias Soylent Green titulado La forza del destino (Playhouse) donde incluye el track Low Pt. 1 que Ángel Molina utilizará en la tercera parte de sus Wax Sessions. Síganle los pasos al avispado Flügel en solitario también en Ongaku y Klang Elektronik.

REDES SOCIALES







Comentarios


BUSCA OTRO ARTISTA

Por nombre

Por País