BIOGRAFÍA

Paul Kalkbrenner entrega en 2003 uno de los mejores álbumes de techno-trance-pop alemán –por decir algo, porque lo de Paul tira de aquí y de allá con buen tino- en el reputado sello Bpitch Control: Self. Kalkbrenner es uno más de esos jóvenes creadores que han encontrado en la música de baile una fuente de expresión adecuada a sus necesidades artísticas. Estudió trompeta y teoría de la música, conocimientos que no sabemos si le sirvió en algo a la hora de facturar un techno que aprovecha hasta los acordeones para conseguir un groove adictivo que obliga escuchar el disco una y otra vez, pero que seguro le empujaron a rastrear nuevas fuentes creativas con el techno homemade como recurso más inmediato. Si bien la televisión le dio de comer como editor -ARD, ZDF, RTL, Premiere se encuentran su currículo- sus ganas de hacer música le empujaron a Bpitch Control, las huestes de una Ellen Allien que supo desde el primer momento que contaba con un tesoro que no dejó escapar. Así Paul entregó en dos años consecutivos dos L.P.’s, Super Impose (2000) y Zeit (2001) en Bpitch Control, en los que serían los antecedentes de su más actual Self. En 2005 publica una sesión grabada en directo de título Maximalive en el sello Minimaxima (subdivision de Technorient Music instalado en Hong Kong). Su hit Tatü-Tata se empezó a escuchar en el Sónar de 2005. Unos meses más tarde publica Reworks en el que productores de la casa como Ellen Allien, Sascha Funke y amigos como Agoria remixan algunos de sus temas más significativos. En 2008 da el salto al cine como protagonista de la película Berlin Calling de la que también es responsable de su banda sonora. 

REDES SOCIALES






Comentarios


BUSCA OTRO ARTISTA

Por nombre

Por País

COMUNIDAD

APÚNTATE A NUESTRO E-FLYER SEMANAL

Tienes que indicar una dirección de correo electrónico.

La dirección de correo electrónico no es correcta.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES